Números Especiales

tiket kereta toko bagus berita bola terkini anton nb Aneka Kreasi Resep Masakan Indonesia resep masakan menghilangkan jerawat puncak pass resort recepten berita terkini game online hp dijual

Números especiales

La revista Las Torres de Lucca, dando continuidad a su propósito de convertirse en una revista abierta y de cultura libre, ha incorporado la sección de “Números Especiales”. En la misma se publican compilaciones de artículos según la temática específica propuesta por cada coordinador de dossier.

Los artículos publicados en los dossier son evaluados siguiendo las mimas normas para autores que los demás textos. Por tal motivo, quienes estén interesados en participar en un dossier, deberán enviar su artículo de forma regular, indicando en las “observaciones” la adscripción al dossier particular.

Para más información sobre cómo proponer un dossier al Comité Editorial, escribir a editorial@lastorresdelucca.org

Próximos números

Número 10 (Junio 2017): Los lugares del conflicto político en la filosofía.

Coordinadores: Anders Fjeld y Diego Paredes Goicochea.

(Cerrado).

Ningún filósofo o ninguna filósofa puede pensar el conflicto político sin circunscribir su reflexión a un espacio particular. No importa tanto su figura conceptual –ya sea como fuerza anti-social, violencia primaria, división social, lucha de clases, vitalidad democrática o energía revolucionaria– la filosofía política siempre encuentra sus lugares privilegiados en el campo social. La calle, el Estado, la polis, el ágora, la periferia, la fábrica, las fronteras o las instituciones, para nombrar sólo algunos. Aun cuando "la política está por todos lados", el filósofo o la filósofa se inspira en escenas específicas, aborda casos singulares y tiende a privilegiar unas esferas sociales sobre otras. En este dossier, quisiéramos preguntar entonces por los lugares concretos en donde los filósofos y las filósofas encuentran los conflictos políticos. ¿Por qué se selecciona un espacio en particular y cuáles son las implicaciones para la reflexión sobre el conflicto político cuando se elige ese lugar determinado?

Número 11 (Diciembre 2017): Gramsci, la democracia entre América Latina y Europa.

Coordinador: Ricardo Laleff Ilieff.

Cierre: 1 de junio 2017.

Si acaso es posible pensar algo así como “el legado de Gramsci”, si acaso resulta pertinente buscar una suerte de elemento común a las numerosas y variadas recuperaciones de su pensamiento, bien se podría argumentar que gran parte de ello se debe a que su obra procuraba aprehender la complejidad de los fenómenos contemporáneos, ya no reduciéndolos mediante el concepto, sino dando cuenta de la necesidad de creación y resignificación del lenguaje con el cual se piensa pero también se actúa. No en vano, sea desde aquel marxismo italiano preguntándose por la autonomía de lo político, desde el estructuralismo francés de raíz althusseriana o el posfundacionalismo, desde la izquierda latinoamericana en su inagotable indagación sobre el populismo y las transiciones democráticas e, inclusive, desde las derechas políticas y su preocupación sobre la hegemonía cultural, la presencia de Gramsci persiste explícita o implícitamente, como referencia, influencia o como una ausencia que se impone e interpela necesariamente.

En este sentido, la presente convocatoria pretende ser fiel a aquella premisa fundamental del pensamiento gramsciano, a saber, la gestación de un pensar situado, un pensar que, lejos de significar estrechez o reducción, hace de la reflexión un ejercicio comprometido con los rasgos epocales y con los matices de los distintos puntos de enunciación, de manera que la convocatoria aquí esgrimida consiste en proponer reflexiones originales, inspiradas en la obra de Gramsci, pero focalizadas en las discusiones que atraviesan nuestra temporalidad. Propósito que se plantea desde una perspectiva declaradamente interdisciplinaria y además comprendido entre Europa y América Latina. Regiones, ambas, en las cuales de manera análoga la profunda crisis de la “democracia” de las transiciones replantea la cuestión gramsciana de la construcción cultural y política de la hegemonía en torno a los valores democráticos.

Número 12 (Junio 2018): El exilio como figura política

Coordinador: Antolín Sánchez Cuervo

Cierre: 15 de noviembre de 2018.

El exilio constituye una figura política que cuestiona de manera radical muchos de los espacios y tiempos que ha construido la racionalidad moderna. Pone al descubierto las dimensiones excluyentes del Estado y su gran aliado, el relato de nación; arroja luz sobre la relevancia de ambos en la génesis del totalitarismo y sobre las complicidades sombrías entre este último y las fórmulas contractualistas de las que tanto provecho ha sacado la inteligencia liberal. El exilio es por tanto un lugar privilegiado para sopesar críticas del espacio político moderno, así como para desmitificar numerosas construcciones de la identidad moderna en general. Es el germen de una nueva ciudadanía, inspirada en la semántica de la alteridad y en la condición diaspórica. Asimismo, desenmascara la violencia del olvido inscrito en las lógicas del progreso de las que tanto se han nutrido las filosofías de la historia, así como en las continuidades trazadas por el historicismo cuando ha querido librarse de estas últimas. Plantea otras hermenéuticas del pasado, irreducibles a las metodologías del historiador científico o convencional, poniendo en valor la significación crítica y subversiva de la memoria. Entronca así con la racionalidad anamnética que ha desarrollado el pensamiento contemporáneo más crítico.

En el presente número monográfico se incluirán contribuciones originales que aborden la figura del exilio desde el punto de vista de la filosofía política, atendiendo a su estrecha y polémica relación con el Estado, el relato de nación, la memoria, las identidades modernas o la historiografía entendida como una narración interesada. También se aceptarán propuestas que se centren en el singular protagonismo del exilio como hilo conductor del pensamiento crítico en Iberoamérica o que tengan en cuenta su conexión con la expresión literaria.